Disable right clicking
logo
logo

mercado canalla

 

MERCADO CANALLA. Reflexiones colectivas sobre la cosificación de los cuerpos de las mujeres

Este proyecto artístico es un lugar de reflexión colectiva ideado para denunciar desde el arte la situación de la mujer como objeto y su invisibilización como sujeto en la historia del arte. Años de reflexión e investigación llevan a la conclusión de que antes que respuestas hay que buscar preguntas. Y una de ellas es preguntar desde las tripas porqué se usa el cuerpo de las mujeres a cambio de dinero.

Es necesario hacer una reflexión colectiva que acabe con esta esclavitud contemporánea que coloca a las mujeres en un lugar socialmente muy devaluado: una clara vulneración de los derechos humanos, siendo las mujeres y las niñas, mayoritariamente las que sufren la exigencia de comercialización sobre sus cuerpos.

Y de todas las maneras que este cuerpo se usa. En el mundo del arte, en la pintura, la escultura, la moda, la cosmética, la cirugía estética, la prostitución, la trata, y un largo etcétera que cuando se va compartiendo en distintos talleres y lugares, con personas de ambos sexos, de distintas preocupaciones profesionales e intelectuales, se van encontrando distintas respuestas pero que finalmente se resumen en una: es la objetualización de los cuerpos.

Si se nos cosifica se nos puede maltratar y pegar porque se nos deshumaniza. Y esto es lo que tiene lugar en a través de la violencia, de la prostitución, del abuso infantil, de la trata: se nos puede violentar en cualquiera de sus formas porque no se nos ve o no se nos considera como a personas, no se nos considera como a iguales.

Por esta razón el uso de los maniquíes customizados y “vestidos” con estas frases producto de la reflexión colectiva, por esta razón el atarlos como paquetes transportables a cualquier lugar y en cualquier condición. Por esta razón esas fotos desoladas, creación de mi amiga, colaboradora en este proyecto y otros de la vida, y comisaria María Jesús Aragoneses, en ese entorno donde un maniquí solo es parte de un paisaje de usar y tirar: la depredación como sistema, el MERCADO CANALLA de este neoliberalismo voraz que todo lo consume.

Nuestro sitio web sólo emplea cookies para su funcionamiento. Tu navegador, redes sociales y similares terceros pueden recoger información de tu visita. No visualizamos, recogemos ni guardamos dato alguno de los usuarios que nos visitan salvo si escribes algún comentario o rellenas el formulario de contacto, cuyos datos sólo se utilizarán para poder responderte. Si quieres eliminar esos datos puedes contactar y los eliminaremos.   
Privacidad